Martes 21 de Mayo 2024
THE CROWN

The Crown: La entrevista con la que Lady Di cimbró a la realeza británica

El próximo 9 de noviembre se estrenará la quinta temporada de la famosa serie en cuyos capítulos aparecerá la famosa entrevista que le dio la vuelta al mundo

La princesa Diana ofreció una entrevista que paralizó a la familia real británicaCréditos: BBC
Por
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

La quinta temporada de 'The Crown' se estrena el próximo 9 de noviembre y revelará una mirada más cercana a la entrevista que le realizó Martin Bashir a la princesa Diana de Gales.

La plática, grabada y publicada en 1995, fue noticia en todo el mundo porque Lady Di compartió detalles de la ruptura de su matrimonio con el entonces príncipe Carlos, incluida su relación extramatrimonial con Camilla Parker-Bowles.

En el avance de la famosa serie de Netflix, que se publicó hace unos días en la cuenta de Twitter del programa, se ve a Diana (Elizabeth Debicki) sentada frente a Bashir (Prasanna Puwanarajah), rodeada de luces, cámaras y micrófonos.

La princesa aparece en el monitor de una de las cámaras mientras epite la línea icónica "éramos tres en este matrimonio, por lo que estaba un poco lleno", en referencia a la aventura de Carlos.

En el adelanto, Debicki sugiere que la princesa estaba tratando de "recuperar el control" sobre ciertas áreas de su vida, ya que se sentía cada vez más aislada de la familia real después de la separación.

“Como resultado de la ruptura del matrimonio y de cómo ella se aleja cada vez más del resto de la familia real, eso, por supuesto, la alienta a hacer crecer otras partes de su vida e intentar recuperar el control de las que estaban", dice ella.

La entrevista real

En los hechos reales, Diana habló en la entrevista acerca de sus expectativas sobre el matrimonio y cómo "quería desesperadamente que funcionase" para no pasar por un divorcio como lo hicieron sus padres.

También platicó sobre la presencia constante de la prensa y que el foco mediático sobre ella la hicieron verse como "un buen producto que se coloca en el estante y la gente hace mucho dinero contigo".

El efecto de un viaje a Australia y Nueva Zelanda en 1983 provocó que la princesa regresara "como una persona diferente, me di cuenta del sentido del deber y del exigente papel en el que ahora me encuentro".

Diana se sentía incómoda por ser el centro de atención, descubriendo a su vez una gran empatía por aquellos que habían sido "rechazados por la sociedad".

Foto: BBC

La princesa declaró haber sentido alivio durante el embarazo de su hijo Guillermo, aunque terminaría sufriendo de depresión posparto, lo que llevó a que varias personas la catalogasen de inestable y mentalmente desequilibrada.

Este hecho provocó que Diana empezase a autolesionarse, además de padecer bulimia (la cual ya sufría desde antes de casarse), viéndose ambos trastornos intensificados después de que Carlos reanudara su relación con Camilla Parker Bowles (en este punto, la princesa pronunció la famosa frase "éramos tres en este matrimonio").

Diana sentía que se había visto obligada a interpretar el papel de princesa de Gales y que su comportamiento había llevado a los amigos de su esposo a decir "que yo era otra vez inestable y enferma y que debería estar interna en una casa de algún tipo".

La princesa de Gales también confirmó su aventura extramatrimonial con James Hewitt y expresó haberse sentido herida por la colaboración de él en un libro sobre la relación entre ambos, manifestando también la dificultad que le provocaba tener que hacer frente a la constante presión de los medios, a los que calificó de "abusivos y... acosadores".

Foto: BBC

La princesa habló acerca de su deseo de convertirse en embajadora del Reino Unido. Respecto al futuro de la monarquía, declaró:

"Creo que hay unas pocas cosas que podrían cambiar, eso aliviaría esta dudosa y a veces complicada relación entre monarquía y público. Creo que podrían ir de la mano, en vez de ser tan distantes".

Mencionó así mismo haber mostrado a sus hijos proyectos para gente sin hogar y haberlos llevado a conocer personas enfermas de sida.

Diana afirmó que su deseo no era divorciarse, aunque confesó que nunca pensó que llegaría a ser reina y que creía que no habría mucha gente que la quisiese de esa forma; en su lugar, expresó su deseo de ser una "reina de los corazones de la gente".

Diana sentía que la casa real la veía como una "amenaza de algún tipo", pero que a su vez "toda mujer fuerte en la historia ha tenido que caminar por una ruta similar, y creo que es la fuerza la que causa la confusión y el miedo".

Al ser cuestionada sobre si el príncipe de Gales sería rey alguna vez, la princesa declaró:

"No creo que ninguno de nosotros conozca la respuesta a eso. Y obviamente es una pregunta que está en la cabeza de todos. Pero ¿quién sabe? ¿Quién sabe lo que el destino hará? ¿Quién sabe lo que las circunstancias provocarán?".

abc