Miércoles 22 de Mayo 2024
COVID-19

Víctimas silenciosas del Covid-19: 131 mil 325 niñas y niños quedaron HUÉRFANOS en México

Según The Lancet alrededor de un millón de niños quedaron en huérfanos tras perder a sus papás en México

Los niños mexicanos quedaron huérfanos.Pixabay Créditos: Pixabay
Por
Escrito en MÉXICO el

Las víctimas silenciosas del Covid-19 en México son los menores de edad y es que 131 mil 325 niñas y niños perdieron a sus mamás, papás o ambos, según la investigación global Minimum Estimates of Children Affected by COVID-19 Associated Orphanhood and Deaths of Caregivers. 

’'Es posible que los niños no estén muriendo de COVID-19, pero millones ya han perdido o perderán a sus padres y cuidadores antes de que termine la pandemia, creando una epidemia de orfandad a raíz del virus’', expresó el doctor Hillis.

Algunos datos de mortalidad y fertilidad modelaron estimaciones mínimas y tasas de muerte asociadas al COVID-19 de cuidadores primarios o secundarios de menores de 18 años en 21 países y ubicaron el plazo de investigación del 1 de marzo de 2020 al 30 de abril de 2021. 

Según la investigación, en México 33 mil 342 niños perdieron a su padre, 97 mil 951 a su madre. En tanto, alrededor del mundo un millón 134 mil infantes perdieron a sus cuidadores principales.  

‘‘Este es un llamado a la acción para apoyar a los niños que han perdido a sus seres queridos.

Nuestros cálculos pueden ayudar a los responsables de la formulación de políticas a convertir las buenas intenciones en ayuda a la escala adecuada donde más se necesita’', dijo la profesora Christy Donnelly. 

Un MILLÓN de niños perdieron a sus padres o ABUELOS 

Durante los 14 primeros meses de la pandemia, a 1,5 millones si además de los cuidadores principales (padres y abuelos custodios), se considera a los secundarios (abuelos y otros familiares, entre 60 y 84 años, que viven en el mismo hogar y colaboran en la crianza).

La investigación diferencia entre cuidadores primarios, que son los progenitores y los abuelos custodios (cuidan al niño en lugar de sus padres, que no están en el hogar) y los cuidadores secundarios, en referencia a los abuelos y otros familiares mayores que, junto a los padres, ayudan en la crianza y viven en la misma casa.

El estudio, con datos de 21 países, estima que en lugares como Perú, Sudáfrica, México, Brasil, Colombia, Irán, Estados Unidos, Argentina y Rusia, la tasa de mortalidad de los cuidadores primarios fue de, al menos, uno por cada mil niños. 

Los autores aprecian que 1,13 millones de niños perdieron a uno de sus progenitores o a un abuelo custodio debido a un fallecimiento asociado con la covid-19. De ellos, un millón quedó huérfano de madre, padre o de ambos, aunque la mayoría perdió a uno, no a ambos progenitores.

Sigue al Heraldo USA en Google News, dale CLIC AQUÍ

vbs