Miércoles 22 de Mayo 2024
TENDENCIAS DE ESPECTÁCULOS

Los radicales cambios físicos de Meg Ryan; desde su debut en la pantalla grande hasta ahora

La actriz alcanzó fama mundial con la cinta "When Harry Met Sally", en la cual compartió créditos con

Meg Ryan ha experimentado cambios radicales a lo largo de los años debido a varias cirugías estéticasCréditos: Especial
Por
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Meg Ryan comenzó su carrera actoral en 1981 con la película "Ricas y Famosas", dirigida por el cineasta estadounidense George Cukor, con un pequeño papel secundario en el que daba vida a la joven Debby Blake.

Desde ese momento la actriz, originaria de Fairfield, Connecticut, comenzó a llamar la atención de otros directores que vieron en ella el nacimiento de una nueva estrella de Hollywood.

No solo su talento se hizo evidente, también su gran belleza física acaparó la lente de cineastas, fotógrafos y directores de marcas de belleza, quienes la buscaron para que encabezara sus proyectos.

Lo que pocos sabían en aquel entonces era que la actriz sufriría de radicales cambios físicos con el paso de los años, los cuales serían resultado de múltiples cirugías.

El comienzo de su transformación

A partir de 1981, Ryan comenzó a participar en un sin fin de películas. Un año después de debutar en "Ricas y Famosas" apareció en la serie de televisión "As the World Turns". Le siguieron cintas como "Innerspace", "When Harry Met Sally", "Sintonía de amor", "Un Ángel Enamorado", "You've Got Mail", entre otras, que afianzaron su lugar en Hollywood.

Meg Ryan junto a Nicolas Cage en "Un Ángel Enamorado". Foto: Especial

Meg vivió más de 20 años de trabajo continuo, en el que su imagen fue conocida por propios y extraños alrededor del mundo. Sin embargo, en el año 2005, sus seguidores se dieron cuenta que el rostro de la actriz había sufrido una transformación que no podía ser resultado de algo más que una o varias cirugías estéticas.

Meg Ryan en la cinta "Entre Mujeres" estrenada en 2007. Foto: Especial

Un antes y un después

En 2015, Ryan causó revuelo en todo el mundo al presentarse en el desfile del diseñador George Chakra, en París. Fue en ese momento que todos se dieron cuenta que la actriz se había hecho nuevas cirugías y su rostro ya no era el mismo.

Meg Ryan en el desfile de George Chakra en 2015. Foto: Especial

La actriz, de entonces 53 años, lució unos ojos mucho más rasgados, pómulos más pronunciados, barbilla y labios más finos. Su nueva apariencia fue portada de revistas y periódicos, quienes no daban crédito a que se tratara de la misma persona que protagonizó sus famosas películas.

Puntos clave de su transformación

Son muchos los expertos en cirugía estética que han dado su opinión sobre el drástico cambio en el rostro de la actriz, algunos de ellos aseguran que Ryan se ha hecho al menos una decena de cirugías estéticas a lo largo de los años.

Uno de los puntos clave de su transformación se centra en sus pómulos, que han sido aumentados de tamaño considerablemente, efecto que puede conseguirse con relleno de ácido hialurónico o con grasa del propio paciente.

Otro rasgo importante es la bioplastia realizada en el mentón, práctica para estilizar y afinar la cara, a la vez que se logra disimular la flacidez.

También aseguran que la actriz se habría sometido a un efecto "flash", que se realiza mediante el uso de hilos tensores o de un minilifting.

En lo que respecta a su mirada, Meg se habría realizado una blefaroplastia para eliminar las bolsas del párpado inferior y una cantoplastia (técnica quirúrgica para modificar en cierta medida la forma de los ojos del paciente), consiguiendo así una mirada más felina y unos ojos más rasgados, dejando atrás su forma redondeada.

abc